Wikijuegos
Advertisement

La llamada Edad de oro del software español fue una época, aproximadamente entre 1983 y 1992, durante la cual España llegó a ser el segundo productor europeo de software de entretenimiento para máquinas de 8 bits, sobre todo para Spectrum, detrás de Reino Unido.

El término "Edad de oro del soft español" fue acuñado así por las revistas especializadas de la época y ha seguido utilizándose hasta la actualidad.[1]

La desaparición de esta tecnología para el salto a los 16 bits desencadenó la disolución progresiva de las compañías a principios de los 90. Fueron responsables de este éxito empresas como Dinamic Software, Topo Soft, Made in Spain, Opera Soft o Zigurat, entre otras.

Historia

Comienzos (1983-1985)

En el año 1983, comenzaron a llegar a España los primeros ordenadores personales domésticos, todos pertenecientes a la familia de 8 bits. ZX Spectrum y Amstrad CPC fueron los que coparon el mercado, seguidos por MSX y Commodore 64 entre otros. Eran máquinas sencillas, con pocos recursos y por tanto relativamente fáciles de manejar, lo que permitió que jóvenes programadores de toda la geografía española comenzaran a experimentar con ellas.

La edad de oro del software español se inaugura oficialmente con el lanzamiento por parte de Indescomp de La Pulga[2], el primer videojuego español en lograr una masiva distribución internacional, que fue conocido en Reino Unido como Roland in the caves o Poogaboo. Poco después, con Fred lograron otro éxito internacional, y la compañía Made in Spain se transformó en Zigurat.

Mientras tanto, Dinamic Software dio sus primeros pasos, cuando lanzaron para Spectrum Yenght, una aventura conversacional. Y en el campo de la distribución, nació Erbe Software, la principal distribuidora española durante más de diez años, que en un principio trató de lanzarse también como productora de sus propios títulos, aunque en este campo duró poco tiempo.

Cenit (1985-1989)

En 1985, con el nacimiento de las revistas MicroHobby y MicroManía, el sector de los videojuegos comenzó a ganar una masiva popularidad comercial, naciendo el resto de compañías importantes de la época, Opera Soft en 1986, y Topo Soft en 1987. La primera se estrenó con Livingstone Supongo, y la segunda oficialmente con Spirits, tras programar para Erbe MapGame y Las tres luces de Glaurung.

La recién nacida Zigurat tuvo sus dos mayores éxitos en los títulos Sir Fred y El misterio del Nilo, este último una versión no oficial de la película La joya del Nilo, que provocó problemas a nivel internacional, por el parecido de uno de los protagonistas del juego con el actor Michael Douglas, lo que obligó a cambiar el gráfico de este personaje en las versiones internacionales.

Dinamic tuvo sus primeros grandes éxitos con la trilogía de Johny Jones, compuesta por Saimazoom, Babaliba y sobre todo Abu Simbel Profanation. Después, lanzarían otra trilogía, compuesta por Army Moves, Navy Moves y más adelante Arctic Moves. Y poco a poco comenzó la moda de utilizar los nombres de los principales deportistas españoles para el lanzamiento de títulos, inaugurada por Dinamic con Fernando Martín Basket Master, siendo imitada por otras compañías con títulos con los rostros de Ángel Nieto, Carlos Sainz, Poli Díaz, Emilio Butragueño y otros.

Por su parte, Opera Soft lanzó títulos como Goody, Sol Negro, Cosa Nostra y sobre todo La Abadia del Crimen, basado en la novela El nombre de la rosa de Umberto Eco, y considerado uno de los mejores títulos de esta la edad de oro del software español. Por su parte, Topo Soft, que fue la última en nacer, se colocó rápidamente entre las compañías punteras con títulos como Mad Mix Game, su continuación Mad Mix 2, y Survivor entre otros.

Mientras tanto, Dinamic lanzaba una versión en aventura conversacional de Don Quijote, y poco después se separó de Dinamic una sección dedicada exclusivamente a las aventuras conversacionales llamada Aventuras AD, que lanzó títulos como El Jabato entre otros.

Decadencia (1989-1992)

A finales de los ochenta, comenzaron a despuntar poco a poco los nuevos modelos de 16 bits, fundamentalmente Commodore Amiga, Atari ST y poco a poco el PC, y asimismo comenzaron a llegar a España las videoconsolas como NES y Sega Mega Drive, y aunque las compañías españolas hicieron tímidos intentos por adaptarse, nunca llegaron a dar el salto a los 16 bits, y siguieron concentradas en el ya decadente mercado de los 8 bits, que, prácticamente extinguido en Europa, aún mantenía el tirón en España, gracias principalmente a la medida de Erbe Software, principal distribuidora española, de bajar los precios de los videojuegos a 875 pesetas (5,26 euros) para intentar combatir la piratería.

En esta época, sin embargo, las compañías españolas comenzaron a tener serios problemas financieros, y una tras otra fueron lanzando sus últimos títulos. Los fundadores de Topo abandonaron la compañía en 1989 para fundar Animagic, cuyo principal título fue Mortadelo y Filemón II. Naciendo en una mala época, no tuvieron mucha continuidad. Por su parte, Topo lanzó títulos como Lorna, Viaje al centro de la tierra y sobre todo Gremlins 2, siendo la primera vez que una compañía española lograba una licencia exclusiva para toda Europa de una película de Hollywood. En 1991, conscientes ya de la importancia de los 16 bits, intentan dar el salto con el proyecto de crear un entorno gráfico para MS-DOS, pero el proyecto no tiene éxito y Topo cierra en bancarrota en 1992.

Opera Soft, por su parte, tras lanzar títulos como Gonzalezzz, Mot y Angel Nieto Pole 500, inicia su decadencia como el resto de compañías. En sus últimos coletazos lanzó títulos como La Colmena y uno dedicado a Barcelona 92, para desaparecer poco después. Algunos de sus componentes, como Gonzalo Suárez, acabarían integrando años después Pyro Studios y lanzando títulos como Commandos entre otros.

Aventuras AD, paradójicamente tuvo su época más prolífica en esta etapa de decadencia, lanzando la gran mayoría de sus títulos en este periodo, fundamentalmente la trilogía Las Leyendas de Ci-U-Than, compuesta por La diosa de Cozumel, Los templos sagrados y Chichén Itzá[3], siendo además pioneros al crear un antecedente de las aventuras gráficas con La aventura espacial, una aventura conversacional controlada mediante menús. Sin embargo, las ventas no aguantaron el tirón, y Aventuras AD acabó desapareciendo como el resto.

Zigurat y Dinamic fueron las únicas compañías que sobrevivieron de este periodo, si bien tuvieron que reconvertirse y abandonar la actividad anterior. Zigurat, cuando el mercado de 8 bits se extinguió, se lanzó al desarrollo de títulos para máquinas recreativas, donde se mantuvo durante muchos años. Dinamic Software, por su parte, tras lanzar After the War, Narco Police y Risky Woods, cayó en quiebra técnica, y fue refundada como Dinamic Multimedia en 1993, teniendo en PC Fútbol su mayor fuente de éxitos durante los noventa. Sin embargo, la quiebra de la burbuja punto com a principios de los dosmiles, acabó con Dinamic Multimedia en 2001, no sin antes los fundadores originales de Dinamic abandonar la compañía en 1999 y fundar FX Interactive, que sigue en activo hoy en día.

Enlaces externos

Referencias

  1. El regreso de 'La Pulga', artículo en el períodico El País, 22 de enero de 2011.
  2. "El software español invade Europa", artículo en la revista MicroHobby, número 110, enero de 1987, página 18, página 19, página 20 y página 21,
  3. http://computeremuzone.com/ficha.php?id=50&pg=manual

Véase también


Wikipedialogo.jpg El texto de esta página es una obra derivada del artículo Edad de oro del software español (versión original) de Wikipedia que está bajo licencia CC-BY-SA.
Advertisement